miércoles, 20 de julio de 2016

Fiestas Puente de Vallecas 2016: La Raíz, El Noi Del Sucre, Lujuria 15/07 y 16/07



Vallekas, barrio rockero y reivindicativo por excelencia, nos ofreció el pasado fin de semana la mejor programación en cuanto a conciertos se refiere de todas las ediciones de sus fiestas que yo recuerde.

Para quien no sea del barrio o no haya estado nunca en sus fiestas, consta de dos fiestas paralelas: unas oficiales (fiestas del Carmen), y otras alternativas (fiestas de la Karmela), organizadas estas últimas por diversas asociaciones y colectivos del barrio desde que el PP llegó a la alcaldía de Madrid en los primeros años de la década de los noventa.

Las más destacables siempre han sido las de la Karmela, ya no sólo por su programación (recuerdo de otras ediciones a Boikot, Matando Gratix, La Leñera, Envidia Kotxina, No Konforme, Cascarrabias, The Locos…), también por tener su epicentro en pleno corazón de Vallecas, en un solar que se encuentra en el cruce de la Avenida de Buenos Aires con la calle Arroyo del Olivar. En este solar es donde se celebraban tradicionalmente las fiestas del Carmen, hasta que el gobierno municipal del PP decidió trasladar su ubicación.

Las fiestas municipales, por el contrario, siempre se han caracterizado por traer a cantantes del mundo de la farándula y del artisteo televisivo, además de otros “personajes” a otros actos, como cuando se les ocurrió la brillante idea de que Pipi (Estrada, no confundir con el Pipi de Ska-p y The Locos) diera el pregón de las fiestas hace unos diez años (no recuerdo exactamente el año que fue), llevándose un gran recuerdo de Vallecas en forma de abucheo. Otra cosa que hacía que las fiestas municipales pasaran sin pena ni gloria para el grueso del barrio era que el recinto ferial se colocaba en una zona poco céntrica del distrito, entre las estaciones de Entrevías y El Pozo, estando lejos y mal comunicado de los núcleos históricos del Puente de Vallecas. 

Este año ha habido un giro de 180 grados en las fiestas del Carmen. Al igual que en la reseña que hice sobre las fiestas del barrio vecinode Moratalaz, la programación ha contado con grupos que sería impensable verlos en unas fiestas MUNICIPALES si siguiera el PP en el ayuntamiento de Madrid. Además, se ha cambiado la ubicación del recinto ferial, situándolo en un lugar emblemático de Vallecas como lo es la calle Payaso Fofó, junto al estadio del Rayo Vallecano y el mítico Jimmy Jazz, y a unos diez minutos andando de la ubicación original de las fiestas que ahora ocupan las fiestas de la Karmela.

De esta manera, hemos podido compaginar conciertos y actividades de ambas fiestas, aunque en claro perjuicio para los organizadores y las bandas que actuaron en las fiestas de la Karmela, sobre todo con el concierto de La Raiz el viernes 15, que privó de una cantidad considerable de público a las fiestas de la Karmela.

Precisamente el de LA RAÍZ fue el primero de los tres conciertos en los que estuve en estas fiestas. Con un retraso de unos diez minutos comenzaba la banda valenciana como viene siendo habitual con los dos primeros temas de su último disco: “Las Miserias de sus Crímenes” y el homónimo “Entre Poetas y Presos”. A continuación irían “Borracha y Callejera”  y “La Voz del Pueblo”, poniendo patas arriba al público vallecano. Quien haya visto a la Raíz durante este año se conocerá de sobra el setlist, que en esta ocasión tampoco varió. El momento más destacable fue cuando cantaron (más bien cantamos) el inicio de “Suya mi Guerra”, canción que está de rabiosa actualidad al cumplirse durante estos días el 80 aniversario del golpe militar que dio inicio a la Guerra Civil. Por lo demás, el concierto estuvo bastante animado en todo momento. Había lleno sin llegar al agobio, como ocurrió el mes pasado en el concierto que dieron en las fiestas de Moratalaz, en el que se superaron todas las previsiones de asistencia de público. “El Circo de la Pena”, “Elegiré”, “Por favor”, o “Jilgueros” fueron otros de los temas que tocaron. Con “A La Sombra De la Sierra” y “Nuestra Nación” me fui rumbo a las fiestas de la Karmela, siendo “Rueda la Corona” y “La Hoguera de Los Continentes” las canciones con las que finalizaron el concierto (según lo que tengo entendido).

Me dejé el concierto sin acabar porque tenía ganas de ver a EL NOI DEL SUCRE, y no me defraudaron en absoluto. Llegué con el concierto empezado, con la banda de Utrera tocando “Luces Sobre Bagdag”, y con menos público del que me esperaba encontrar (por eso digo que la programación de La Raíz en las fiestas municipales perjudicó a La Karmela). Al finalizar el tema dedicó Lorenzo unas palabras muy acertadas sobre el vergonzoso #TodosSomosLeoMessi del Barça en apoyo al millonario defraudador de impuestos que vive de dar patadas a un balón. Como bien dijo, en Vallecas no somos Messi. Somos Alfon, somos Andrés Bódalo, somos todos aquellos que están presos por sus ideas y por defender los intereses de la clase trabajadora.

La banda, sin la parafernalia que llevan en otras descargas, ofreció un señor espectáculo del que me quedo con la coreografía inicial de “Ya No Hay Locos”. Pudimos escuchar temazos de El Noi Del Sucre como “El Dia Que El Pueblo Tomó La Palabra”, “Leyendas De Un Desconocido”, “Ojalá Existiera Dios” o “A Mi Manera” junto con clásicos de Los Muertos de Cristo como “Cualquier Noche Puede Salir El Sol”, “Por Quién Doblan Las Campanas”, o el nuevo “Ni Dios Ni Amo”, en el que me dejé los pulmones tragando polvo en el pogo, y que dio paso al bis formado por “El Pasajero” (con Dani de 13 Bats tocando el contrabajo)y el gran “Que Se Vayan”, cambiando en esta última la mención a UPyD por otra a Albert Rivera. El concierto se me pasó volando. Sin duda, las expectativas puestas en El Noi Del Sucre fueron cumplidas con creces.

Al día siguiente, y también en las fiestas de la Karmela, era el turno de LUJURIA, que fue la banda encargada de cerrar una jornada en la que actuaron bandas de géneros más heterogéneos. Llegué mientras Hazte Caso Primo tocaba sus dos últimas canciones, y tras un cambio de escenario súper rápido, saltaría sobre las tablas la legendaria banda segoviana unos minutos más tarde de las doce de la noche.

Te podrán gustar más o menos, pero la banda en directo es pura dinamita, gracias principalmente al carisma y al buen rollo que transmite su frontman Óscar Sancho. Las veces que les he podido ver en directo me lo he pasado como un crío, y tiene mérito teniendo en cuenta que ni practican el estilo que más me gusta dentro del Metal, ni los he escuchado asiduamente más allá de dos o tres discos.

El concierto comenzó por todo lo alto con mis dos canciones preferidas: “Mozart Y Salieri” y “No Soy Carne De Cañón”. Óscar se sentía como en casa, y así nos lo hizo ver luciendo durante el concierto una camiseta reivindicando la libertad de Alfon, y compaginándola con otra del Vallecas Rugby Union. El batería Maikel también tuvo un guiño hacia el público llevando una camiseta del Rayo de la época de los Wilfred, Onésimo, Alcázar o Aquino.

El concierto avanzaba con canciones como “Sexurreccion”, “Enemigos De La Castidad” y “Estrella Del Porno”, precedida por un cachondo monólogo de Óscar sobre su miembro.  Otros temas como “Cae La Máscara” y “Sperman” nos llevarían a “Traidores y Criminales”, primer tema de los dos que tocaron de la que para mí es la obra maestra de la banda segoviana: Y La Yesca Arderá, la adaptación Heavy del Romance de los Comuneros.

“Esta Noche Manda Mi Polla” vendría acompañada de unas palabras de Óscar sobre lo distinta que es la justicia según la clase social a la que perteneces y el dinero que tienes, y acabaría magistralmente empalmada con el cachondo “Sin parar De Pecar”. Nos íbamos acercando al final de la noche, y llegamos al momento más especial del concierto. Según palabras de Óscar, prepararon el tema “Canto De Esperanza” expresamente para este concierto. La acogida por parte del público fue bestial, incluso se subieron al escenario unos chavales con un pendón castellano a cantar el tema con ellos. Que no se le olvide a nadie que Madrid es Castilla. A continuación vino el clásico por excelencia de Lujuria: “Corazón de Heavy Metal”, contando con la aparición estelar del mismísimo Tete Novoa (Saratoga), que se subió a cantarla con Óscar. Y el tema que cerró la noche fue “Joda A Quien Joda”, toda una declaración de intenciones. Un Heavy podrá ser y dejar de ser cualquier cosa. Pero lo que nunca dejará de ser, y de lo que siempre se sentirá orgulloso es de ser Heavy. 

Con esta filosofía llegamos al final de los conciertos del sábado 16, pero no de las fiestas, que continuarían un día más, tanto en la Karmela como en el Carmen.  Este año han dejado muy alto el listón las dos organizaciones, esperemos que el nivel no baje el próximo año. Y con el trabajo y esfuerzo que dedican los organizadores de las fiestas de la Karmela año tras año, seguro que así será.

No hay comentarios:

Publicar un comentario