lunes, 19 de octubre de 2015

Boikot + Xaiko - Fiestas de Villa de Vallecas (12/09/2015)



Verano tras verano, llegan las fiestas de los barrios y pueblos de Madrid. Escarbando en la amplia oferta de conciertos gratuitos siempre aparece alguno interesante, la mayoría de las veces en las fiestas alternativas organizadas por asociaciones de vecinos y colectivos sociales que en las “oficiales” de cada barrio y cada pueblo. 

El cartel de las fiestas de Villa de Vallecas pintaba bastante bien, con una jornada (el sábado 12 de septiembre) en la que se darían cita las bandas Boikot, Xaiko y Ciclón. Y aunque el cartel tan poco convencional pudiera parecer el de las fiestas alternativas, en este caso se trataba de las oficiales, organizadas por la junta del distrito.

Del concierto de CICLÓN no puedo hablar porque no llegué a tiempo. La siguiente banda en tocar, XAIKO, animó bastante bien el recinto, ofreciendo toda una fiesta a base de punk y ska.

Destacaron de su repertorio canciones como “Belekoi Anderea”,  la fiestera ”Herrira”, “Zure Begiak”, con ese rollito tan vasco-andaluz que tiene el estribillo, o el cover de la canción “A Comer” de The Kagas, muy celebrado por el respetable.

Con las pilas cargadas tras el concierto de Xaiko, y tras unos 20 minutos de espera por el cambio de grupo, llegaba el turno de BOIKOT. 

Todo un honor que los Boikot sigan al pie del cañón ofreciendo los bolazos que se marcan. Son varias las veces que les he podido ver, y desde luego que nunca me han defraudado, al revés siempre me dejan con ganas de más.

El concierto empezó por todo lo alto con su bestial batería Grass introduciendo el tema “Naita Na” de su más reciente lanzamiento “Lágrimas de Rabia”, al cual seguiría su mítico tema “Inés”. Con el recinto lleno a rebosar, y el público en el bolsillo, la actuación seguía intercalando temas actuales como “Gasolina, Vidrio y Mecha” o “Sin Tiempo Para Respirar” con otros más antiguos como “Mentiras”, “Hasta Siempre Comandante”, “No Pasarán” o “Korsakov”, pertenecientes a la trilogía “La ruta del Che”, que marcó un punto de inflexión en la trayectoria del grupo. Desde entonces, la formación de la banda no ha variado (a excepción de la sección de vientos), superándose disco tras disco.

También hubo representación de los discos siguientes “De Espaldas al Mundo” y “Tus Problemas Crecen”, quizás los álbumes más metaleros de la banda. De ellos cayeron canciones como “De espaldas al mundo”, “La Vieja Escuela”, “Tierra Quemada” o “Stop Censura”.

El penúltimo disco de estudio “Amaneció” también tuvo representación en el concierto, con canciones como “Skalashnikov”, “Bubamara” o “Grito En Alto”. Si tuviera que elegir un disco de Boikot, elegiría este al ser el más completo y variado de la banda.

La única canción anterior a “La Ruta Del Che” que se pudo escuchar fue “Esperando en el metro”, perteneciente a “Los ojos de la calle”, el álbum debut de la banda. Para cantarla subió al escenario Ronko, el primer cantante de Boikot. Pero se quedó en el intento, porque tras cantar el inicio se marchó, siendo este el momento simpático de la noche.

El final, como no podía ser de otra manera, fue con el clásico de Piperrak “Kualkier Día”, con todo el recinto patas arriba, armándose el pogo más grande de toda la noche. El “Kualkier Día” original es un temazo, pero la versión de Boikot ha calado tanto en el público que podría discutirse si supera a la original.

Las dos horas de concierto se nos pasaron volando, sólo había que ver las caras de la gente al final del concierto para darse cuenta de ello. Como ya he dicho antes, Boikot  en directo no cansa, los puedes ver las veces que quieras que te van a entrar ganas de repetir. Y tres semanas más tarde, volvieron a tocar en Madrid, concretamente en Vicálvaro, en el festival solidario y gratuito Vicalvarock. No me cabe la menor duda en afirmar que no fui la única persona en hacer doblete. El grueso del setlist de esta segunda cita fue el mismo que el de Vallecas, aunque variando el orden de las canciones. Y la fiesta en la que se convirtió el concierto de Vallecas se volvió a repetir en Vicálvaro, con otras dos horas de punk-rock y ska combativo a la par que fiestero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario